Posteado por: tetisheri | 3 junio, 2012

Lo que duele

– Francisco, en una escala del uno al diez (siendo el uno muy bien y el diez muy mal), ¿cómo ha estado usted en la última semana?
– Diría que un ocho o un nueve, doctor.
– ¿Duele aquí?- el médico explora las muñecas y los dedos.
– No mucho.
– ¿Aquí?- palpa los hombros.
– Ahí no.
– ¿Aquí? – toca las rodillas.
– Sólo la derecha.
– Pues no está tan mal como dice. No voy a cambiarle el tratamiento.
– Bueno, es que no son esos dolores… verá usted…
– Venga, venga. No nos podemos entretener, que hoy tenemos muchos pacientes.
El médico abandona la consulta. Francisco baja la mirada, se levanta lentamente de la silla, coge su bastón y se dirige a la residente:
– Señorita, es que a mí lo que me duele es llevar un mes sin mi esposa. Se murió. Me he quedado solo… se murió.
– Lo siento mucho, Francisco.
– Gracias, bonica, que tengas un buen día. Adiós, adiós.
… … …

Por lo que duelen las tardes grises, las sillas vacías, esa canción. El decir adiós y el ser consciente de que nada de lo que fue, será. Las lágrimas derramadas, los abrazos rotos, el beso infinito.

Duele la nostalgia, la distancia, el tiempo, la ausencia. Duele el recuerdo de los ratos en el parque, la playa en invierno, la misa de domingo, los cafés eternos. Duelen los cambios, los años, el pasado. Y las despedidas. Duele la vida.

Y duele porque antes emocionó, ilusionó, enamoró. No es el dolor de quien sufre la traición, el robo o la indiferencia. Es el dolor del valiente, el inquieto, el artista, el creador, el que siente, aprende, ama… el que ha vivido.

La vida duele. La vida engancha. Vive.

Salud y mucha Paz.

Anuncios

Responses

  1. Tere, ¡qué reflexiones tan llenas de sentimientos y emociones! Vive el presente que rápidamente se convertirá en un pasado digno de recordar. Un beso.

  2. Pero qué maravilla, Tere!!! Enganchada me tienes, no veas qué subidón cada vez que me aparece que has actualizado! :)
    Gracias por emocionarnos. Y porque me siento tan identificada con tantas cosas que escribes! Fíjate, incluso, que renegaba de A.Primaria como futura especialidad hasta que empecé a leerte ;)

    (Y cojo esa Paz que nos regalas con ansia viva, que falta me hace-paz interior y paciencia- para estudiar Oftalmo y Geriatría!)
    Un abrazo!

    • Gracias por tu comentario, Fátima. Y todo el ánimo del mundo para tus horas de estudio.
      Dentro de nada aterrizarás en el apasionante mundo de la Medicina viva.
      Cualquier cosa, ya sabes dónde estoy.
      ;)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: