Posteado por: tetisheri | 10 julio, 2012

De la Interna a lo interno

“-Aquí se pierde el pudor y la vergüenza, doctor. Todo el que entra me levanta el camisón éste que llevo. Me miran las heridas, me tocan, me curan, me mueven… a veces me siento como un trozo de carne.”

Que no descuide los cuidados. Que prevalezca su dignidad, sobre todo en los “últimos días”. Que le llame por su nombre de pila y sostenga su mano mientras le pregunto cómo ha pasado la noche, qué le duele, cuántas deposiciones ha hecho hoy, de qué color son sus esputos. Y también cuando me cuente quiénes son los pequeños de las fotos de la pared, cómo echa de menos la comida de su país, a cuánto le subió la tensión durante la final de la Eurocopa.

Que no hable de usted como “la-treinta-y-nueve-dos” o “la-insuficiencia-cardiaca-descompensada” sino como “Carmen”, o “Mohamed”.

Que le ofrezca información a diario… tanta como quiera conocer. Que actualice a sus familiares… sólo si usted lo prefiere.

Que me empape del enfoque y el manejo de los generalistas, los que ven de todo y a todos, los que alivian más que curan, los que inician la sedación paliativa y se enfrentan cada lunes a las pérdidas del fin de semana.

En unos días, vacaciones. Me llevo tu libro para colorearlo mientras vigilas los lunares de mi espalda. Me escapo a la luna, donde te llevo tatuado.

Salud y mucha Paz.

Anuncios

Responses

  1. Tere, ¡simplemente entrañable! ¡Cuánto cariño se desprende de tus deseos-recomendaciones! Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: